Gnocchi di zucca


di Stefano Mazza

Ingredientes (para 4 personas):
Para los gnocchi:
1 calabaza (de 500gr. – la cantidad varía en base a su temperatura)
300 gr. de harina
1 huevo
sal
nuez moscada

Para la salsa:
Parmigiano rallado (mogollón)
250gr. de mantequilla
aceite oliva extra virgen
1 puñado de salvia
pimienta negra
jamón dulce en taquitos (opcional)

Preparación:
1. Limpiar la calabaza de piel y semillas. Cortarlas en trozos regulares y asar en el horno a 200ºC hasta que se quede blanda y ligeramente caramelizada en las puntas (¡Ojo, que no se queme!). En este momento es cuando pesas la cantidad necesaria ya que la calabaza habrá perdido agua. Pasas la pulpa por un pasapurés o turmix. Dejas enfriar un poco. Es importante que la calabaza no esté demasiado caliente ni fría. Templada. Si estuviera demasiado caliente, pediría demasiada harina, y a revés, si estuviera fría, no se mezclaría correctamente.

2. Mezclamos la harina y el puré de calabaza, añadiendo poco a poco la parte húmeda a la seca. Añadimos una pizca de sal y de nuez moscada y el huevo. La textura que buscamos en este caso no es de masa que podamos manipular con las manos, sino mucho más blanda. Una textura que se pueda porcionar con cuchara, que ofrezca resistencia y elasticidad al mezclar y a la vez, que siga estando humeda al tacto. Una vez que tengamos la masa hecha. Ponemos el agua a hervir y preparamos la salsa.

3. Preparación de la salsa: Juntamos todo lo de la salsa en una sartén (exceptuando el parmesano) y lo ponemos en el fuego, moderado. Queremos que la mantequilla quede tostada, color avellana, pero SIN quemarse. Apagamos el fuego.

4. Cuando el agua para los gnocchi hierva salamos (nada de una pizca, abundante, debe saber a agua de mar) y empezamos a escudillar pequeñas porciones de masa usando unas cucharitas (o una manga pastelera sin boquilla) hasta acabar con la masa. Intentamos que los gnocchi sean cuanto más uniformes posible en tamaño y forma (redonda, como una nuez). Los gnocchi están listos cuando flotan. Vamos retirando conforme suben a la superficie y los echamos bien escurridos en la sartén con la salsa. Repasamos los gnocchi unos segundos en el fuego, y listo.

5. Emplatamos, espolvoreamos los platos con abundante parmesano, un poquito de pimienta negra molida al momento y a comer!

SUGERENCIA: si sobran gnocchi, el día siguiente, recalentados en la misma sartén, son aún más ricos.
Si sobra puré de calabaza, se puede preparar una deliciosa crema de calabaza, simplemente añadiendo un vaso de leche, un dado de mantequilla, parmigiano reggiano, sal y pimienta (y más agua si queda demasiado seco).

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Primeros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s